martes, 25 de mayo de 2010

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Junto a tí


Era se una vez, una hermosa y grande osa parda que vivía en un precioso bosque del Norte de América.
Era muy querida en los alrededores y un día, trás un tiempo de amor y diversión junto a un oso que la miraba dulcemente siempre que podía, quedó embarazada.
A los meses previstos de gestación, nació quien sería el ser que mas amaba en esta gran tierra. Un osezno peludo y jugueton, que la mordisqueaba jugando y la hacía reir.
Aquel osito regordete y feliz pasaba las horas tomando su alimento, durmiendo y jugando con otros osos de aquellas montañas. Se sentía protegido bajo las grandes patas de su madre, y cuando algún mal acechaba, este se sorprendía de sus bramidos y admiraba su fuerza y valor.
El mundo giraba y giraba apacible, hasta que el osito empezó a darse cuenta que su mamá estaba rara, cansada. Ya no podía jugar como antes, y pasaba largos ratos durmiendo. Sus ojos se volvieron temerosos, ya que en su fuero interno ella sabía que se iba,, y que jamás volvería. Su corazón soportaba el peso de la tristeza y el desasosiego de dejar a su pequeño oso, carne de su carne, solo ,,,,frente al mundo y sin su compañia incondicional.

Un día, cuando el sol se puso, aquella madre dejó la tierra y se marchó en uno de sus rayos, regalando a su hijo una noche muy oscura e interminable. Fria como aquellos riachuelos de montaña, donde cazaban peces.
La noche fué larga, dormia los sentidos y nada parecía moverse. "Espera" le decía una voz en el oido,,, "aguarda el retorno de la primavera, aguarda la salida de las aves del campo".

Que mundo era ese? En que creer, en que soñar? si todos vivian sin darse cuenta de su suerte, y los caminos se hacían eco de su llanto. Para qué vivir si ya estaba muerto?

Una voluntad extraña y que no le pertenecía lo impulsaba a seguir. A buscar verdades en las hojas de los árboles

Un día cuando aquel osezno sentado en un tronco caido, se dejaba mecer por el viento,.,,a la orilla de un lago.. una mariposa revoloteó a su lado, enseñandole los colores interminables de sus pétalos, la ligereza de sus alas y su vuelo. Lo envolvió con el candor de su presencia y la suavidad de su caricia por su piel. Cada paso que andaba, esa pequeña mariposa lo caminaba a su lado, y todos los atardeceres contenian su silueta, su aroma.

El amor se despertaba de un largo sueño, donde su madre le hablaba en ellos, le contaba mil historias de reencuentros y noches estrelladas, de mil renaceres, formas y cuerpos.

Le contaba la historía de un espiritu que contenia en su esencia a cada una de sus criaturas, y en cada una de ellas podían encontrarse. "Hoy te encontré en forma de mariposa, y siempre viajaré a tu lado, solo estate atento, mi pequeño".

La mariposa lo llevaba a veces a sitios desconocidos, tan hermosos que aquella herida de muerte empezó a transformarse en un tatuaje. Un sello de vida, el cual tenía forma de mapa del tesoro.
Y por sus lineas se llegaba a la sabiduria de lo profundo.

Aquel oso, principe de los bosques y conocedor de la muerte, sabía como abrir sus ojos y abrazar la vida. Hasta tal punto que cuando vió como de nuevo, aquella segunda madre elegida por el, cuyo titulo se ganó con el tiempo y cuyos cuidados ofrecidos ahora el le devolvia, se iba de nuevo.. Miró la noche que se acercaba sigilosa y esta vez sin miedo, agradeciendo a esa noche que le dejará contemplar tan hermosas estrellas., Fluyendo con su magia, y con aquella mariposa que siempre volaba junto a el, abrió los brazos y... Volvió a morir, esperando el descubrimiento de un nuevo re-encuentro de sí mismo, en la infinitud de todas las cosas

8 comentarios:

arianna dijo...

Noeli amiga mia, una historia preciosa que me ha emocionado tanto.....
auténtico amor, ese que se da cuando hay aceptación sin reservas
te diré algo, cuando se trata de animales soy uno de ellos, siento como ellos, sufro con ellos y me emociono con ellos, si te digo que no me pasa con las personas, con tanta intensidad, no sé ha que se debe, bueno lo descubrí un día no muy lejano
Gracias querida amiga por tanta ternura que derrochas en tus mensajes, son una suave caricia para el alma
me guardo esta hermosa historia me volveré a emocionar con algún personajillo al leerla
abrazos de oso amoroso para tí querida niña , gracias amiga

noeli dijo...

Un gran abrazo de oso amoroso cariño, has de ser un espiritu del bosque :) te quiero mucho, besos

Nahahya dijo...

Amada Noeli, comparto todo lo que dice Arianna. Hermosa historia de amor, aceptación. En cuanto a lo animales, me pasa lo mismo. Animales, naturaleza, niños...

Te dejo un abrazo y un beso silencioso impregnados con aroma de cerezas,

Naia

Daniel dijo...

esta vez me dejaste sin palabras, noe. :) Me quitaste las pocas palabras que uso jajaja. Hermoso, amiga.

noeli dijo...

hermosa naia, los animales, los niños,,el bosque,,nos recuerdan nuestra propia esencia pura, sin temores, sin odios,, amor incondicional y entrega, por eso resuenas con ellos, :) tu espiritu forma parte de esa pureza . Muaa, muchos besos a aroma de esencia de vainilla jajaja gracias por tu comentario

Querido Dani, con tu sonrisa me sobra :) gracias por estar aqui, un beso muy grandote amigo mio

Madreselva dijo...

Me gustó mucho la historia,adoro a los animales,ellos también nos enseñan a nosotros.
Un fuerte abrazo.

Ana dijo...

Cuando caes en el mas profundo de los desasosiegos debes de buscar la luz, como este oso lo encontro en la mariposa y cuando se marchaba supo que no estaria tan mal seguir hacía adelante.. Encontrar un sentido, vivir..
Hermoso y precioso relato.
Besos, bella y dulce Noeli.

noeli dijo...

gracias madreselva y Ana :) mis queridas amigas, espiritus infinitos, muaaa muchos besos

Otras entradas